Loba Capitolina

Lupa Capitolina
Tipo: 
Escultura
Año: 
Siglo V a.C. o edad media
Material y técnica: 
Bronce
Tamaño: 
cm 75
Inventario: 
inv. MC1181

Colocada en el centro de la sala - donde Aldrovandi la recuerda en el siglo XVI "en una logia cubierta que se alza sobre la ciudad llana" (las huellas de las columnas de la galería son visibles en la pared situada entre las dos ventenas) - la Loba, con su extraordinaria fuerza evocativa, constituye el símbolo de la ciudad. Llegada al Capitolio con la donación de Sixto IV, fue colocada inicialmente en la fachada quattrocentesca del palacio, para ser posteriormente trasladada al interior con ocasión de la reestructuración miguelangelesca; en aquella misma época fueron añadidos los dos gemelos, que algunos han a tribuido a Pollaiolo, y que transformaron el antiguo símbolo de justicia de Letrán en Mater Romanorum.
La realización de la obra, que en principio no tenia probablmente nada que ver con la leyenda acerca de los orígenes de Roma, puede atribuirse a talleres etruscos o de la Magna Grecia del siglo V a.C. -

Obras maestras de la sala

La sala

Appartamento dei Conservatori - Sala della Lupa

A partir mediados del siglo XVI, cuando la sala era un pórtico abierto con tres arcos, se colocó en este lugar la escultura de bronce de la Loba Capitolina, convertida en símbolo de Roma. 
Sobre las paredes se han colocado fragmentos de los Fastos Consulares y Triunfales, listas de los magistrados y triunfadores de la fundación de la República en la edad augusta, hallados en el Foro Romano y pertenecientes a un arco dedicado a Augusto. 
La decoración pictórica de las paredes (a. 1510), atribuida a Jacopo Rimanda, es más bien fragmentada y de difícil lectura.

Usted también podría estar interesado en