Sala Egipcia

Gran parte de las obras expuestas proviene del Iseo del Campo Marzio, el más importante santuario dedicado a las divinidades egipcias en Roma.

Palazzo Nuovo - Sala Egizia

En el periodo de su máximo fulgor, después de la reconstrucción del emperador Domiziano después del gran incendio que destruyó el Campo Marzio en el año 80 d.C., el gran complejo arquitectónico se desarrolla en un área particularmente extendida (unos 220 x 70 m), con los templos de Isis y Serápide unidos por una gran plaza rectangular.

Un vial largo, parecido a la vía procesional de los grandes santuarios egipcianos, conducía al templo de Isis: el acceso monumental estaba decorado con columnas de granito gris del fusto representado con sacerdotes, músicos y cantores (expuestos en el Patio) y coronados con capiteles de mármol blanco con forma de campana adornados con hojas de palma egipciana. A lo largo del vial se alternaban esfinges y obeliscos pequeños, y en su interior corría un canal donde pasaba agua sacra, que aludía al Nilo y tenía una función de importancia en los rituales religiosos. De particular interés el hallazgo dentro del canal de un cocodrilo de granito rosa, evidentemente inmerso en el agua, que completaba la sugestión del ambiente nilótico.

En el lado opuesto surgía el templo de Serápide, que correspondía al área donde fue erecta la iglesia de S. Stefano del Cacco, cuyo nombre deriva del hallazgo en esta zona de una estatua de cinocéfalo (“caco” o “macaco”) ahora en el Museo Gregoriano Egipcio, que junto con otras estatuas parecidas conservadas en esta sala, probablemente decoraba el pórtico de acceso al templo.

Sfinge del faraone Amasis II
Escultura
Siglo VI a.C.
Frammento di capitello campaniforme
Elemento architettonico
Siglo I d.C.
Cinocefalo
Escultura
359-341 a.C.
Sparviero
Escultura
Finales del siglo IV a.C.
Cinocefalo
Escultura
359-341 a.C.
Sfinge
Escultura
Tarda época tolemaica - primera época imperial